Nuevos Setentas de Área Imprimir Correo electrónico
Noticias Locales - Año 2011

El sábado 2 de abril de 2011 fueron llamados y sostenidos como Setentas de Área y miembros del Séptimo Quórum de los Setenta los siguientes hermanos: élder Esteban G. Resek, élder Nicolás L. Di Giovanni y élder Marcelo F. Chappe.

201105181 Élder Esteban Gabriel Resek nació el 8 de marzo de 1966, en la ciudad de Pergamino, Buenos Aires, Argentina. Hijo de Deolindo Antonio Resek y Susana Nelly Guereschi. Se bautizó a la edad de 8 años, el 13 de abril de 1974. Cumplió una misión de tiempo completo en la Misión Argentina Bahía Blanca (1986- 1988). Estudió Abogacía en la Universidad Nacional de Rosario; Maestría en Administración de Empresas de la Universidad de Belgrano. Trabaja como  Coordinador de Seminarios e Institutos, en Godoy Cruz, Mendoza.
Se casó con Estela Raquel Vargas, el 8 de marzo  de 1991, sellándose al día siguiente en el Templo de Buenos Aires. Tienen cuatro hijos varones.
Élder Resek ha trabajado en la Iglesia desempeñando los siguientes llamamientos: líder misional, consejero del Obispado, miembro del Sumo Consejo, presidente de Estaca Rosario Oeste, obispo, consejero de Misión, presidente de Misión Chile Rancagua. Al momento de ser llamado era consejero en la Presidencia del Quórum de Élderes en la Rama City Bell.
“Mis sentimientos respecto a este nuevo llamamiento son esencialmente de incapacidad para estar a la altura de lo que el Señor espera de mí; no obstante, predomina la certeza de saber que Él me llamó. Dicha certeza también se basa en saber que somos guiados por Profetas Vivientes y que los Quórumes de Setentas se convierten en un brazo extendido para que el Evangelio de Jesucristo llegue ‘a cada nación, tribu, lengua y pueblo’.
Cuando era niño y aun un jovencito, mi padre nos solía enseñar textualmente en las noches de hogar: “un día la Iglesia crecerá tanto, que habrá más de dos quórumes de Setentas, aun más, muchos de estos hermanos serán locales y hablarán nuestro idioma”. Agradezco tener un padre con visión y una madre que nos acompañó a mis hermanos y a mí a tomar las decisiones correctas. Comparto mi gratitud por haber servido una Misión de tiempo completo siendo un joven, y la reconozco como una decisión bisagra para bien en mi vida. Estoy convencido y comprometido en que siguiendo a los Profetas y a la visión de la Presidencia del Área, continuaremos estableciendo cada vez más firmemente la Iglesia de Jesucristo en Sudamérica.”

2011051802 Élder Nicolás Luis Di Giovanni nació el 18 de junio de 1958 de Cosme Di Giovanni y Santina Lubrano, en Capital Federal, Argentina
Se bautizó el 19 de agosto de 1978 a la edad de 20 años. Estudió Profesorado de Geografía - ISFD N 34, El Palomar Bs. As.
Es Técnico en Comercialización – UNIVERSITAS;  y tiene una Licenciatura en Resolución de Conflictos y Mediación -Universidad Nacional de Tres de Febrero.
El 21 de enero de 1981 se casó con Martina García y se sellaron en el Templo de Buenos Aires el 31 de enero de 1986. Tienen dos hijos: Mariana, quien le dio dos nietos, y Pablo. Trabaja como Coordinador Regional del Centro de Servicio de Asunción, Paraguay.
Entre sus llamamientos se destacan maestro en la Escuela Dominical, maestro de Seminario Supervisado, consejero del Obispado, consejero de Presidencia de Estaca, presidente de la Misión Perú Lima Norte, secretario ejecutivo y miembro Sumo Consejo. Al momento de ser llamado como Setenta era maestro del curso de Relaciones Familiares junto con su esposa.

“Desde mi bautismo  experimenté lo que el Presidente Gordon B. Hinckley enseñó con tanto empeño: ‘tener un amigo, una responsabilidad y ser nutrido por la buena palabra de Dios’. Estos tres factores influyeron en mi vida para mantenerme fiel en el Evangelio y saber cómo servir a la manera del Señor. El crecimiento y fortalecimiento del liderazgo lo debo a fieles líderes que honraron sus llamamientos, que siempre estuvieron dispuestos a enseñarme por precepto y con su ejemplo.
Al leer en DyC 107:25-26  ‘Los Setenta también son llamados para predicar el evangelio y ser testigos especiales a los gentiles y en todo el mundo,…. Y constituyen un quórum, igual en autoridad que el de los doce testigos especiales o apóstoles antes nombrados’,  sentimientos profundos y nobles proceden de la ordenación a Setenta. El pertenecer a un quórum otorga sentido de identidad, de pertenencia y de unidad. Nos comisiona a ser testigos especiales de Jesucristo y la responsabilidad de enseñar acerca de Sus palabras. Nos transforma en embajadores personales de Cristo. Me siento humilde ante esta nueva responsabilidad, con deseos sinceros de superar mis imperfecciones. Siento la imperiosa necesidad de estudiar más que nunca las escrituras para aprender de la vida de nuestro Señor Jesucristo, conocerlo mucho más para poder testificar de Él con gran poder.
Agradezco a mi esposa por  acompañarme siempre, siendo una fuente de inspiración; a nuestros hijos por su incondicional apoyo; a mis padres por haberme enseñado  grandes valores que atesoro; y a los familiares que acercaron el evangelio a mi vida. Agradezco el estar viviendo en Paraguay, con su pueblo generoso y deseoso de aprender.”

2011051803 Élder Marcelo F. Chappe nació el 1 de febrero de 1968 en Minas, Lavalleja, Uruguay, de Ramón Adolfo Chappe Villalba e Irma Nelly Hernández Martínez. Se bautizó el 31 de enero de 1977 a los 8 años; y sirvió una misión de tiempo completo en Misión Uruguay, Montevideo (1987-1989).
Estudió medicina en la  Universidad de la República Oriental del Uruguay y se desempeña como Médico Ginecólogo.
Se casó con Isabel Cristina Piccardo Viera el 31 septiembre 1991 y el 1° de octubre 1991 se sellaron en el Templo de Buenos Aires, Argentina. Son padres de 3 hijos: Camila, Eliza y Joaquín.
Sirvió en la Iglesia como secretario auxiliar de Rama, presidente de Hombres Jóvenes de barrio, presidente de Escuela Dominical de Estaca, líder de Jóvenes Adultos Solteros de Estaca, 2° consejero del Obispado, director de Obra Misional de Barrio, presidente de Hombres Jóvenes de Estaca, miembro del Sumo Consejo, obispo y presidente de Estaca.
Al momento de ser llamado  se desempeñaba como presidente de Estaca Norte Montevideo Uruguay.
“Cuando el Señor nos llama a servir en Su obra, hay una sola forma de responder: aceptando su voluntad.  Servir al Señor siempre significa un desafío y ésta, no es la excepción.  En éstos meses que han seguido a la entrevista con el Presidente del Área, he tenido un sentimiento de humildad muy profundo, por la confianza y misericordia del Señor. Sé que he sido llamado por Él y recibiré la fortaleza y sostén de su mano para llevar adelante las mayordomías que me serán asignadas.  Como en todo llamamiento, mi esposa e  hijos son un apoyo y motivación constantes.  Si no fuera por mi esposa, con su amor, paciencia constante y ejemplo de fe, el Señor no habría considerado mi nombre para este llamamiento.
El mensaje que he recibido del Señor ha sido, “no temas, cree solamente”. Y este sentimiento de confianza en Él es el que llena mi corazón.  Las palabras, “siervo”, “ofrenda”, “amor”, “arrepentimiento”, “aprendizaje”, se presentan  como un requisito y confío en hacer “lo mejor de lo mejor” por Su Obra.  Tengo un legado grande a mis espaldas: abuelos fieles, tíos que han sido buenos maestros, padres amorosos, hermanos amados, líderes inspirados. Pero mi madre ocupa un lugar especial. Ella me ha brindado, amorosa y constantemente, cuanto ha tenido para elevarme y ayudarme a alcanzar mi potencial. Siempre me ha guiado al Señor y a los principios de la rectitud. Al igual que los 2000 jóvenes, no dudo que mi madre lo sabía y agradezco al Padre por su amor.”